La giralda de Sevilla

giralda

Un icono de Sevilla es sin lugar a dudas la espléndida Giralda, que fue la construcción más alta de la urbe a lo largo de más de ochocientos años, que dominó el horizonte desde 103m. Originalmente fue construida en 1195 al igual que el minarete de la mezquita judería, ahora es el campanario de la catedral, y es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
El nombre de Giralda significa “la que gira“. Tras la veleta en la parte superior de la torre, hay una escultura que llamada El Giraldillo.

Si hablamos sobre la historia de La Giralda, diremos que El minarete fue la culminación de la arquitectura almohade y sirvió como modelo para los que están en las capitales imperiales de la dinastía de Rabat y Marrakech. Se emplea tanto para llamar a los fieles a la oración como un observatorio. La Giralda fue muy reverenciada por los gobernantes árabes, que deseaban destruir el minarete ya antes de la conquista cristiana de la urbe en mil doscientos cuarenta y ocho, en vez de tener que emplear una religión diferente al Islam, mas fueron impedidos por la amenaza del rey Alfonso X que ” si se suprimen una sola piedra, todos se pondrían bajo su espada “.

La estructura mora costó doce años en edificar y deriva su simple belleza de las sombras formadas por bloques de ladrillo enrejado, diferentes en todos y cada uno de sus lados, y se calma con una sucesión de nichos con arcos y ventanas. En sus días fue también un minarete, la torre tenía 3 o bien 4 bolas de cobre en la parte superior de la estructura cuadrada, de mayor a menor, coronado por una luna creciente.

Esta ornamentación fue destruida en un seísmo tras la reconquista de la urbe, en medio del siglo catorce, y sustituido por un pequeño campanario y una cruz. En el siglo dieciséis se agregó el campanario actual con sus 4 plantas, generando un extraño híbrido de la arquitectura árabe y renacentista.

Al mirador se puede subir a la sala de las campanas desde el que hay una vista inusual de la ciudad, en especial el Alcázar y el Distrito de Santa Cruz, y asimismo a vista de pájaro de los detalles góticos de contrafuertes y esculturas de la catedral. Se puede pasear por una serie de rampas suavemente inclinadas, suficientemente extensas para permitir el paso de 2 guardas montados, o bien almuecines – el hombre que llama a los fieles a la oración. Las rampas fueron diseñadas de forma que sus monturas, caballos o bien burros, podrían subir el minarete de una manera cómoda.