La giralda de Sevilla

giralda

Un icono de Sevilla es sin lugar a dudas la espléndida Giralda, que fue la construcción más alta de la urbe a lo largo de más de ochocientos años, que dominó el horizonte desde 103m. Originalmente fue construida en 1195 al igual que el minarete de la mezquita judería, ahora es el campanario de la catedral, y es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
El nombre de Giralda significa “la que gira“. Tras la veleta en la parte superior de la torre, hay una escultura que llamada El Giraldillo.

Si hablamos sobre la historia de La Giralda, diremos que El minarete fue la culminación de la arquitectura almohade y sirvió como modelo para los que están en las capitales imperiales de la dinastía de Rabat y Marrakech. Se emplea tanto para llamar a los fieles a la oración como un observatorio. La Giralda fue muy reverenciada por los gobernantes árabes, que deseaban destruir el minarete ya antes de la conquista cristiana de la urbe en mil doscientos cuarenta y ocho, en vez de tener que emplear una religión diferente al Islam, mas fueron impedidos por la amenaza del rey Alfonso X que ” si se suprimen una sola piedra, todos se pondrían bajo su espada “.

La estructura mora costó doce años en edificar y deriva su simple belleza de las sombras formadas por bloques de ladrillo enrejado, diferentes en todos y cada uno de sus lados, y se calma con una sucesión de nichos con arcos y ventanas. En sus días fue también un minarete, la torre tenía 3 o bien 4 bolas de cobre en la parte superior de la estructura cuadrada, de mayor a menor, coronado por una luna creciente.

Esta ornamentación fue destruida en un seísmo tras la reconquista de la urbe, en medio del siglo catorce, y sustituido por un pequeño campanario y una cruz. En el siglo dieciséis se agregó el campanario actual con sus 4 plantas, generando un extraño híbrido de la arquitectura árabe y renacentista.

Al mirador se puede subir a la sala de las campanas desde el que hay una vista inusual de la ciudad, en especial el Alcázar y el Distrito de Santa Cruz, y asimismo a vista de pájaro de los detalles góticos de contrafuertes y esculturas de la catedral. Se puede pasear por una serie de rampas suavemente inclinadas, suficientemente extensas para permitir el paso de 2 guardas montados, o bien almuecines – el hombre que llama a los fieles a la oración. Las rampas fueron diseñadas de forma que sus monturas, caballos o bien burros, podrían subir el minarete de una manera cómoda.

IGLESIAS CATÓLICAS (Morón de la Frontera)

Iglesia de San Ignacio de Loyola

Fue famosa por haber sido edificada por los monjes de La Compañía de Jesús en el siglo XVIII. Cabe resaltar de esta iglesia barroca, de una sola nave, su testera de piedra arenisca con el blasón de Castilla y León y hornacina con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Ya en su interior, refererir los 5 retablos en madera de borne y una compilación de 12 óleos de gran formato con Escenas de la Vida de la Virgen, obra del pintor flamenco Peter Van Lint. Sede de la Fraternidad de la Santa Cruz, cobija un pequeño museo donde se exponen los útiles de exactamente la misma.

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, viejo convento, tiene en su retablo mayor la Virgen de la Victoria y San Francisco de Paula, y otras imágenes de su Orden.

Iglesia de San Miguel (S. XIV)

La Parroquia de San Miguel de espléndida portada, tiene un retablo mayor obra de Jerónimo Velázquez, encabezado por un Cristo Crucificado, y el Padre Eterno. Entre otras muchas imágenes artísticas está la tabla de la Virgen de la Antigua; un relieve de la Circuncisión, de Andrés de Ocampo del siglo XVI, y un engrandezco tríptico que representa el Traslado de Jesús al Sepulcro, la Veneración de los Magos, y la Asunción.

Iglesia – Convento de Santa Clara

La Iglesia conventual que asiste a la comunidad de clausura, establecida en esta casa desde mil quinientos noventa y ocho, es una capilla cuadrangular con accesos laterales. se acabó en el siglo XVIII y fue más tarde restaurada. Su más importante elemento, el presbiterio, cubierto de gran bóveda decorada con óleos ovalados dieciochescos y en las 4 pechinas los Evangelistas. Todo el templo es un museo de imágenes, pinturas y fanales con capítulos sagrados en miniatura.
Capilla del centro de salud de San Juan de Diós

El origen de esta vieja corporación hospitalaria y siguiente convento, data de comienzos del siglo XV, con lo que tiene el honor de ser la edificación religioso más viejo de Morón. Tras su construcción fue ocupado por la Orden de San Juan de Dios, de cuya obra conserva la bonita torre campanario rehabilitada en mil novecientos noventa y nueve. La portada la encabeza desde su hornacina una figura en barro cocido del beato hospitalario. De su interior, resaltar el Retablo Mayor del siglo XIX, tal como el conjunto escultórico Santa Ana enseñando a leer a la Virgen ( XVII ) obra de gran valor a nivel artístico, efectuada por José Montes de Oca en madera estofada y policromada.
Iglesia de la ciudad de San Francisco

Edificio conventual del siglo XVI. Espacioso cenobio con patio renacentista y capilla protobarroca construida en mil quinientos cuarenta y uno. La construcción fue restaurado en la segunda mitad del siglo veinte.
Conserva la galería porticada de veintiocho columnas, las cubiertas de teja árabe, la muy elegante escalera imperial y la portada de mil quinientos cincuenta. Conserva imágenes del siglo XVII de Baltasar López y otros maestros.